La nueva compra de Google permite vigilar hogares

Google está invirtiendo en empresas tecnológicas para el hogar. Primero fue Nest Labs Inc., empresa especializada en el diseño de termostatos inteligentes; ahora es Dropcam, empresa especializada en videocámaras de vigilancia casera. La compra cerró en $555 millones de dólares, e integrará a Dropcam junto con Nest con el fin de crear un ecosistema tecnológico para el hogar.

Dropcam fue fundada en 2009 y ofrece videocámaras de vigilancia similares a los monitores de actividad para bebés, con la notable diferencia de que Dropcam hace uso de internet como medio de transmisión, mientras que un dispositivo móvil como tableta o teléfono hace las de monitor.

De acuerdo con Matt Rogers, fundador y consejero delegado de Nest, la integración entre ésta y Dropcam tiene la siguiente idea en común: “Nacimos con una idea en mente, ayudar a la gente a estar conectada a aquello que le importa. En muy poco tiempo hemos cambiado la forma en que se interactúa con la casa. Así que es natural que las dos empresas encajemos. Creo que los consumidores estarán de acuerdo en ello. Con Nest funcionaremos mejor”.

Las cámaras Dropcam tienen precios que oscilan entre los $149 y $199 dólares, y permiten almacenar 720 horas de video, es decir, 30 días de video continuo, mismo que es alojado en lo servidores de Google. Sin embargo, esta posibilidad abre la polémica sobre si Google será capaz de resguardar información sensible como momentos íntimos.

Google celebrará su conferencia anual para desarrolladores Google I/O el día de mañana. Es probable que la compañía ofrezca más información en torno a Dropcam, Nest y la compra de los satélites Skybox