Samsung Gear Fit

Parece que no era suficiente los nuevos Gear 2 que Samsung ha añadido otro cacharrillo en esa línea. Se llama Samsung Gear Fit y, si bien es un concepto un tanto diferente, sigue siendo un artilugio para nuestra muñeca que ha sido presentado junto al Samsung Galaxy S5.

Una pulsera cuantificadora que también gozará de sincronización con nuestro smartphone.Samsung Gear Fit es tecnológicamente innovador al integrar una pantalla curvada SuperAMOLED de 1,84 pulgadas, y sin duda alguna su gran atributo. Ésta es reducida, sí, pero es uno de los primeros usos comerciales que se le dan a los paneles curvos.

Pantalla curvada para una pulsera cuantificadora

Mientras muchos fabricantes han apostado por sencillos paneles para sus pulseras cuantificadoras, Samsung va más allá al integrar una pequeña pantalla curvada. Esta es pequeña, 1,84 pulgadas, pero goza de una buena resolución: 432×128 píxeles, suficiente para mostrar varias líneas de texto que deberían ser leídas sin problemas. Como referencia, las dimensiones físicas que indica Samsung son de 23,4×57,4×11,95 milímetros, con un peso mínimo de 27 gramos.

samsung-gear-fit_1

Samsung Gear Fit es una pulsera cuantificadora que permitirá medir ciertos parámetros gracias a sus sensores, ya os imagináis: ritmo cardiaco, pasos dados, calorías gastadas, etc. Toda esta información se podrá sincronizar con la aplicación ‘S Health’ de los Galaxy para almacenar y llevar un registro.

samsung-gear-fit_10

Sin embargo, Gear Fit no sólo servirá para nuestros parámetros médicos. También podrá conectarse al teléfono y servir como centro de notificaciones, informándonos de correos electrónicos, llamadas entrantes, SMS, alarmas o eventos asociados a la aplicación S-Planner. Samsung también le abre la puerta a aplicaciones de terceros, aunque sin especificar cuáles serán las que podremos encontrar en esta categoría.

Más elegante y discreto, con protección frente a polvo y agua

Quieren que Samsung Gear Fit sea un producto para el día a día, que podamos llevar con nosotros sin inconveniente. Su peso, los ya mencionados 27 gramos, es mínimo y debería pasar desapercibido, y la batería de 210 mAh. promete, según Samsung, una autonomía de 3 o 4 días de uso normal, y hasta 5 con un uso reducido.

En caso de que queramos meterla en agua no habrá problema. Samsung añade certificación IP67, la misma que encontramos en el Galaxy S5 y parecida a la que conocemos de smartphones como el recientemente presentado Xperia Z2. La idea no es tanto sumergirla en una sesión de buceo a gran profundidad, si no evitar disgustos en duchas, baños o piscinas.

 

Gear Fit es un producto muy diferentes a los smartwatches que la compañía surcoreana tiene en el mercado. Mucho más pequeño y discreto, con esa pantalla tan llamativa pero a la vez elegante, y convarias correas intercambiables que inicialmente estarán disponibles en tres colores (negro, naranja y uno que oficialmente es gris, pero que en el pasado se acercó al marrón). No descartéis que Samsung presente en un futuro correas premium para los usuarios más sibaritas, con diseños especiales.

samsung-gear-fit_19

Samsung Gear Fit, precio y disponibilidad

Las han presentado en el Mobile World Congress pero, como es habitual, tendremos que esperar unas cuantas semanas para tenerlas en el mercado. Samsung Gear Fit llegará junto al Galaxy S5 el próximo 11 de abril.

Su precio no ha sido desvelado aún y puede ser un punto clave. Es posible que la pantalla curvada encarezca significativamente el coste del producto, lo cual lo haría bajar enteros en el interés de los usuarios. Esperaremos a ver qué nos cuenta Samsung en las próximas semanas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.