Siri, ¿tu próximo copiloto?

¿Puede el iPhone ayudar a las automotrices a vender más coches? ¿O serán los automóviles los que ayuden a Apple a vender más dispositivos?

Tal vez ambas cosas. Apple recientemente anunció que está trabajando con varios fabricantes de automóviles (entre ellos General Motors,Mercedes-Benz, Nissan y Hyundai) para integrar su nuevo sistema operativo iOS 7 en los vehículos. El producto lleva por nombre “iOS in the Car”. La pantalla del auto quizás se parezca a la del iPhone, admitiendo comandos de voz Siri, con opciones de entretenimiento, telefonía y funciones tales como calefacción y aire acondicionado.

Las aplicaciones favoritas podrían ser proyectadas desde el teléfono a la pantalla. Equipado con una conexión 3G o 4G, el formato permitiría al conductor o pasajero comprar y descargar música o tal vez otros artículos a través de Amazon. “Hemos estado trabajando con Apple en el iOS 7”, reconoció un portavoz de Nissan Motor en Nashville, Tennessee, David Reuter. También dijo que Siri se utilizará en algunos modelos de Nissan e Infiniti.

Las funciones digitales se han convertido en un factor más importante -crucial para algunos- a la hora de elegir un auto. Aunque no está claro si la mayor capacidad digital e inalámbrica en los vehículos distraerá al conductor o, por el contrario, aumentará la seguridad al permitir que los conductores mantengan su vista en la carretera mientras dejan que Siri les lea textos y correo electrónico.

En cualquier caso, demos por seguro que los fans más acérrimos del iPhone se sentirán atraídos por los modelos de automóviles que emulen la experiencia digital de Apple. Con cerca de 600 millones de dispositivos Apple en manos de los clientes, las automotrices tienen una gran audiencia con la cual conectarse. “La ventaja de una interfaz común es evidente”, dijo un ejecutivo de la industria automotriz que pidió no ser identificado debido a la competencia del sector. “Solo tienes que aprender un formato para tu coche y tu teléfono inteligente, en lugar de dos”.

Desde hace tiempo la industria automotriz ha tomado nota de los beneficios potenciales de lo que ahora denomina “el auto conectado”; es decir, el vehículo como un nodo en el mundo digital. Sin embargo, lossmartphones han superado con creces a las pantallas en los tableros de los automóviles porque tienen más funciones y son más fáciles de usar.

GM, que fue pionero al conectar sus autos a la red de comunicación a través de OnStar, ha logrado un éxito modesto con los suscripciones mensuales al servicio satelital. Otros, como Ford y BMW han batallado con los sistemas de infotainment (información y entretenimiento), difíciles de usar, frustrantes y deficientes a tal grado que alejaron a algunos propietarios de automóviles y como resultado afectaron su posición en el ranking de calidad.

Ford, que colabora con Microsoft en sus sistemas de infotainment, es uno de los fabricantes que hasta ahora no se ha mencionado en el proyecto de Apple. Pero si Apple demuestra ser útil para impulsar la venta o el precio de un modelo particular de automóvil, especialmente uno favorecido por los compradores más jóvenes, Ford probablemente considerará la manera de ofrecer también el formato iPhone.

Con todo, las automotrices irán con cautela, ya que los consumidores son notoriamente inconstantes y pueden adoptar un nuevo y diferente estándar digital con tanto entusiasmo como adoptaron el iPhone. Las ventas de los dispositivos Android que utilizan el sistema operativo de Google son, de hecho, superiores a las de Apple.

La nueva generación de conductores se preocupa mucho más por los megabytes de almacenamiento y la velocidad de conexión que por la potencia o las revoluciones del motor. Los fabricantes de automóviles lo saben, y es por eso que Apple jugará un papel más importante en los vehículos.

referencia: cnnexpansion