480 GB en la nueva unidad de estado sólido Kingston

kingston-kc300

Es claro que los discos duros tradicionales poco a poco dejarán de existir y serán substituidos por los discos de estado sólido, que no son otra cosa más que memoria flash, la cual tiene ventajas significativas, como pueden ser:  No tiene partes mecánicas, son más rápidos y cada día hay más ofertas de unidades con cada vez más almacenamiento. Así entonces, es el siguiente hardware que cada vez veremos más frecuentemente en nuestras futuras computadoras.

Así entonces, Kingston Technology Company, Inc., ha presentado su unidad de estado sólido (SDD por sus siglas en inglés), KC300, que de acuerdo al fabricante, incrementa la productividad ya que ofrece hasta 40 minutos más de batería que los discos duros tradicionales de 5400 RPM (revoluciones por minuto).

La unidad KC300 puede manejar el consumo de energía pues tiene un procesador LSI® SandForce® SF-2281 de segunda generación, que le permite a los usuarios hacer más, con una sola carga de batería. También esta unidad incorpora atributos SMART de nivel empresarial que le permiten a los departamentos de tecnología monitorear los datos en serie, supervisar el ciclo de vida de la SSD, escribir amplificaciones y conocer el total de bytes escritos. La unidad es de 480 GBytes, es decir, casi medio terabyte, lo cual lo hace en términos prácticos, igual que comprar un disco duro tradicional de ese tamaño, con la virtud de ser mucho más rápido.

Este SDD KC300 incluye lo que Kingston llama Protección de Integridad de Datos con tecnología DuraWrite™, para extender el ciclo de vida de la SSD mediante la reducción eficaz del número de escrituras Flash a través de una máquina de compresión inteligente que no compromete la integridad de los datos. RAISE™ reduce la cantidad de errores incorregibles de la unidad, a lo largo y por encima de la corrección estándar del código de error.

kingnston-kc300-01

La unidad SSD tiene una interfaz SATA de 6 Gbps y la hay en capacidades de 60, 120, 180, 240 y 480 GBytes, con lecturas y escrituras secuenciales de 525 MB/s y 500 MB/s. Kingston garantiza su unidad por un millón de horas (unos 114 años), lo cual lo hace un perfecto candidato para reemplazar ese “ruidoso” disco duro en la laptop.

Lo único que falta saber es el costo de dicha unidad. Kingston aún no ha dicho cuánto costará. ¿Alguna apuesta?

Referencia